Se apunta al sexo sado un rubia hermosa

Hombre maduro y rico tiene una debilidad y la suya es el sado, le encanta practicar esta clase de sexo, pero para ello necesita contactar con chicas jóvenes que son las que mas le ponen y mujeres que se dejen sadomatizar, les ata del cuello y le pone un collar de perro y les hace hacer todo lo que le viene en gana, sobretodo las folla bien rico obligando a comer su gran polla dura, las desnuda como a esta rubia que tiene el pelo del coño bien rubito y desea ser bien cojida. Mientras la está penetrando la tiene agarrada de la garganta para que le cueste respirar y solo le deja hacer de vez en cuando, pues tiene su vida en sus manos y eso es lo que más cachondo le pone.