Pareja pajeándose en la ducha bajo el agua


A esta jovencita le pone burrísima que su novio la pille desprevenida en la ducha mientras se relaja bajo el agua caliente. Que mejor que empezar el día con una mañana de sexo placentero con el agua recorriendo por sus cuerpos. A la pelirroja le encanta que el chico le cambie el jabón por su pollón, solo hay que ver que después de estar un buen rato magreándose como animales, ella le agarra la verga con unas ganas enormes de llevársela a la boca para comérsela sin pestañear. El chaval se pone burraco y quiere que su chica disfrute tanto como él de este rato de cerderío así que le levanta la pierna para poder acceder más cómodamente a su coño para hacerle un cunnilingus y penetrarle los dedos excitándola como nunca. Para descargar todo el amor que lleva dentro el novio refrota su pene sobre el culazo de la viciosa hasta más no poder y correrse en su boca.