Morena se masturba el coño con un vibrador rosa




Una joven pornostar ha llegado a casa algo cansada y se ha tumbado en la cama para descansar y chatear con el móvil. Tras hablar un rato con amigos decide disfrutar de algo más íntimo y se pone un vídeo porno para ponerse cachonda. La morena se pone a contemplar la escena erótica pero no tarda mucho en dejar el celular de lado para empezar a tocarse el coño e iniciar una sensual masturbación.

La morenaza se aparta las bragas para poder acariciarse el clítoris y sentir un placer que le provoca unos gemidos que despertarían hasta el vecino. No contenta con frotarse el chocho, la jovencita se penetra los dedos por el agujero mientras se va acariciando sus tetas naturales antes de continuar el trabajo con un pequeño vibrador rosa que le hace volverse loca de placer.