Monitora de aeróbic enculada por un yogurín



Una madura muy viciosa y adicta a los jovenzuelos polludos, está deseando probar el enorme rabo la estrella de una productora española. Esta mujer trabaja en un gimnasio como monitora de aeróbic y a sus 36 años se conserva de maravilla. Los cámaras y el actor que le va a echar un polvazo no pueden esperar más y pasan a buscarla por la puerta del gimnasio al finalizar la jornada. La milf que está dispuesta a lo que sea para probar la verga del yogurín y está dispuesta a dejarse desvirgar el culo, así que sin pensarlo más se dirigen al estudio donde tendrá la acción. La pelirroja o puede esperar a descubrir lo que esconde el chico bajo los pantalones y al verle el rabo alucina pero, le gusta tanto que se lo lleva a la boca para hacerle una garganta profunda que vuelve loco al chaval mientras él, la va preparando masturbándole el coño y metiéndole los dedos para excitarla más si cabe y facilitar la posterior penetración de su pollón. La monitora, deseando probar la estaca del yogurín accede encantada hasta que la reviente el culo sin piedad pero pide parar, no puede soportar el dolor. Pero en ese momento la suerte estaba echada y la viciosa acaba sodomizada.