Mi hermana me enseña a comer coños




Mi hermana mayor es lesbiana y gracias a ella creo que yo también, me gustan las mujeres desde que mi hermanita me ha enseñado que los coños también están muy buenos, y la verdad es que ahora me encanta comerme un buen coño, ha sido ella quien me ha dejado practicar con el suyo y también ella me ha demostrado el placer que te puede dar una mujer cuando te come la concha, mi hermanita siempre ha sido muy seductora y se obsesionó conmigo, quería comerme la raja y yo no quería pero siempre insistía en que lo probase pues me gustaría, así que una vez me animé, eso si porque iba un poco borracha y perdí la cabeza, y ese día abrí me bajé las bragas y abrí las piernas para ella, me hizo una comida de coño bestial, me corrí varias veces como nunca había hecho, y después ella las abrió para mi y me hizo comenzar a lamer su concha, me enseño como hacerlo y se corrió en mi boca, yo saboreé todos sus jugos vaginales y la verdad es que están muy ricos.