Me corrí dentro de una negra gorda

Algo recomendable y ningún hombre debería dejar escapar es follarse alguna vez una mujer gordita y negra, de esas que tienen los pechos gordos y grandes y que tienen un coño bien rojo y sabroso. Esta negrita que hoy conocemos en este vídeo casero me dio el mayor de los placeres, me hizo gozar una barbaridad mientras me la follaba en el sofá. A la muy guarra le encantaba que le den bien fuerte y duro, que se la cojan con pollas muy gordas y sin duda eso es lo que yo hice. Me ponía en cantidad cada vez que esta guarrilla chillaba como una perra, y me hablaba mientras me la estaba follándome diciéndome cosas obscenas y que me ponía muy cachondo y me hizo correr dentro de su boca en un gran final.