Lesbianas masturbandose tras un masaje

Una jovencita estresada acude a un centro de masaje para relajarse y aliviar tensiones bañada en aceite. La encargada de hacerle el trabajo es una rubia que tras media hora de masaje, de tanto tocar el cuerpo aceitoso de la clienta y magrearle las tetas y el culo no puede evitar ponerse cachonda y tumbarse sobre ella para empezar a besarla. La morena que con tanto contacto también se ha excitado le sigue el rollo y acaban cogiendo encima de la camilla. Tras desnudarse se restriegan los cuerpos y se comen las tetas entre ellas antes de pasar a hacer una tijereta de lo más sensual que les deja los coños empapados. Con las almejas bien húmedas cambian de posición y se ponen en el 69 para comerse y masturbarse los chochos con los dedos.