La mejor follada de mi vida me la pegó un negro

Cuantas tardes he pasado por la escalera y me quedé pensando en él, tengo por vecino a un negro que está realmente potente, siempre he deseado poderme pillar a este negro, pero claro está casado y tiene una mujer que tiene una mala leche que no veas, pero un día coincidimos en una fiesta y esa fue mi oportunidad, le tiré todo lo que pude hasta que conseguí llevarlo al huerto. Tenía ganas de follarlo pero creo que él estaba igual conmigo, porque a la que empezamos se desató y me empezó a tirar contra el sofá se sacó su enorme polla y la metió dentro de mi estrecho coño, yo estaba flipando, menuda tranca que tiene el cabrón, pero eso no fue lo peor sino que se tiró más de una hora metiendo caña y me dejó el chocho bien rojo.